Adivina qué producto es casi tan importante como el protector solar para tu piel

Poco a poco vamos viendo como la concienciación de la protección de nuestra piel a través de protectores solares va aumentando. ¡Esto es fantástico! Hace unas décadas hubiese sido imposible imaginarse este panorama. Ahora, a medida que vamos avanzando, tenemos que seguir protegiendo y cuidando nuestra piel. ¿Te imaginas de lo que estamos hablando?

Después de un día de playa, de piscina o simplemente de pasear por la ciudad, nuestra piel está sensible por haber recibido las radiaciones solares. Aplicar un after sun es casi tan importante como el uso de protectores solares, ¿sabes por qué? Te dejamos aquí los motivos más importantes.

Pero primero, ¿qué es un after sun?

Es una loción, ya sea corporal o facial, que se utiliza después de la exposición al sol para calmar, rehidratar y desinflamar la piel. En general se presenta con una textura ligera, muy fácil de aplicar, y formulado con una gran cantidad de ingredientes “calmantes” destinados a cuidar y regenerar la piel. ¿Qué beneficios aporta el after sun a tu piel?

Rehidratación. La radiación UV del sol provoca la pérdida de colágeno y acelera el proceso de envejecimiento de la piel. A través de un after sun de calidad, la piel recuperará su hidratación gracias a sus ingredientes hidratantes y calmantes.⁣

Evita la descamación. Es importante utilizar este producto incluso después de las vacaciones para evitar que la piel se descame rápidamente, además de aportar una buena dosis de hidratación.

Disminuye la temperatura. Tras la exposición solar, la temperatura interna y externa de la piel se eleva. El after sun refresca rápidamente la piel, ¡su efecto es inmediato! Y si quieres un consejo extra, toma nota: guarda el after sun en la nevera y te sentará aún mejor cuando lo apliques después de la ducha.

Prolonga el bronceado. El efecto dorado de nuestra piel dura por más tiempo gracias a la formulación de la mayoría de after sun que encontramos en el mercado.

Además, hay diferentes tipos de texturas para elegir la que más se adapte a nuestro tipo de piel o gustos. Una de nuestras texturas favoritas es en gel o fluido, ¡muy top! Estas texturas aportan una sensación de frescor y se absorben muy rápidamente. Viene muy bien para las personas que tienen la piel grasa, ya que son muy ligeras y no dejan sensación pegajosa o grasa sobre nuestra piel.

La textura más común es en formato crema, para los más clásicos, y también hay formatos de after sun en formato spray, una textura muy agradable que nos aporta una sensación de frescura intensa inmediata.

¿Aún te faltan motivos para usarlo?

Recent Posts